Los Bonos Verdes: un instrumento de financiamiento cada vez más importante para la lucha contra el cambio climático

Los Bonos Verdes: un instrumento de financiamiento cada vez más importante para la lucha contra el cambio climático

Por Mariano Cirone

SinergiAr asistió al evento “Bonos Verdes MX 2017”, celebrado en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), de la Ciudad de México, el día 16 de marzo de 2017. En el mismo participaron importantes expositores de organizaciones como el BID, Banco Mundial, representantes de gobiernos, grupos inversionistas y bancos.

Para más información sobre el evento visite: http://www.mexico2.com.mx/uploadsmexico/file/BonosVerdesMX2017.pdf

 

Los bonos verdes (BV)

Los BV son idénticos al resto de los bonos, con la excepción de que los recursos por ellos obtenidos se utilizan exclusivamente para proyectos con impactos ambientales positivos, generalmente ligados a la mitigación y/o adaptación al cambio climático (CC). Estos BV pueden ser emitidos tanto por municipios y ciudades, como empresas y bancos multilaterales de desarrollo, y se emiten para financiar una amplia variedad de proyectos, como generación de energía renovable, usos sustentable del suelo, de infraestructura hidráulica, transporte bajo en carbono, etc.

¿Cómo funcionan?

Una entidad (por ej. una ciudad) emite una determinada cantidad de BV para conseguir fondos para llevar a cabo un proyecto (ej. obra hidráulica), por una determinada cantidad de dinero, a devolver a una tasa de interés (en algunos casos de entre de 4 a 5,25%, pudiendo variar) y en un plazo determinado (de 10 a 30 años, o más). Los inversionistas pueden estar interesados en comprar este tipo de bonos por su por rentabilidad, por sus bajos riesgos sociales y ambientales, por su política de responsabilidad social empresarial, entre otras posibilidades.

Por otro lado, y para ayudar a garantizar cierta gobernanza de los BV, actualmente existen algunos estándares internacionales, entre ellos (i) los “Principios de los Bonos Verdes” (GBP), utilizados por la mayoría de los inversores; (ii) el “Climate Bond Standard”, que utiliza los GBP y agrega algunos específicos de cambio climático; y (iii) algunos estándares nacionales, como el caso de China e India. Estos estándares establecen criterios sobre qué es verde, y así evitar el greenwashing, entre otros riesgos posibles.

Tendencias

Según los distintos expertos, los BV están en pleno crecimiento. Entre el 2013 y el 2015, la emisión de BV se cuadriplicó, en el 2016 las emisiones fueron por un total de US$ 81 mil millones, y para el 2017 se prevé que podrían alcanzar 150 mil millones de dólares (88% más que en el 2016), según Peer Stein, de la Corporación Financiera Internacional (CFI).

Otros datos reveladores:

  • Los proyectos de energía y eficiencia energética son los que más flujo de capital reciben (energía 38%, eficiencia 26%), seguidos por transporte y agua, ambos con el 11%;
  • La mayoría de BV son emitidos por gobiernos, y por un monto mayor a los US$ 100 millones;
  • Los países que más BV emitieron son: China (36%), EE.UU (16%) y Francia y UK con el 9%.

Los bonos verdes y el cambio climático

Los denominados “bonos climáticos”, no son otra cosa que BV pero dirigidos a financiar proyectos de mitigación y/o adaptación al CC. Sin embargo, es de destacar que, según un estudio de Climate Bonds Initiative, patrocinado por el HSBC, los BV “etiquetados” (o sea, identificador formalmente como tal) son sólo la punta del iceberg que representan el 17% del total de bonos relacionados con el cambio climático.

Los bonos climáticos están financiando una diversidad de proyectos:

  • Transporte 66,8%
  • Energía: 18,8%
  • Multi-sector: 8,2%
  • Agua: 2,6%
  • Construcción e industria: 2%

Por su parte, el financiamiento para adaptación al CC está en crecimiento (especialmente por iniciativas de municipios en EE.UU), pero la mitigación aún predomina ampliamente.

Los distintos especialistas coinciden en que el mercado de BV es una herramienta fundamental para financiar la transición en el mundo hacia una economía baja en carbono, por tanto, el desafío inmediato es diseñar estrategias para que estos BV ayuden a financiar las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) de los distintos países, en el marco del Acuerdo de París.

Otros mensajes importantes de la conferencia

  • Actualmente hay una oferta insuficiente de BV y tiene una gran aceptación en el mercado;
  • Es necesario trabajar en acercar proyectos bien estructurados para acceder a esta fuente de financiamiento. Inversionistas sostienen que “hay más recursos disponibles que proyectos bien presentados”;
  • El sector transporte bajo en carbono es quien domina en el mercado de BV (67%);
  • Emitir BV a su vez hace que el proyecto sea más apto para acceder a financiamiento internacional;
  • Los BV generalmente mejoran la tasa de interés, especialmente en el mercado internacional;
  • México es un país pionero en emitir BV, y la Ciudad de México fue la primera de LAC en colocar estos títulos en el mercado

 

Bibliografía